jueves, 10 de septiembre de 2009

Curiosidades del mundo antiguo: Diodoro de Sicilia y su “moderno” origen de la raza humana

El historiador grecorromano Diodoro de Sicilia escribió en época de Julio César una serie de libros denominados Biblioteca histórica. En ellos narra la historia de la humanidad desde sus orígenes hasta aproximadamente la Guerra de las Galias.

Es una obra que pretende ser una historia universal, siendo realmente interesante y sumario de una gran erudición por parte de su autor. Sus peculiaridades, al menos desde nuestro punto de vista, son numerosas. En esta ocasión nombraré la que hace referencia al origen de la raza humana y la consecución de la civilización.

Lo primero es recalcar la fecha de elaboración de la obra: hablamos del siglo I antes de nuestra era. Faltan más de mil quinientos años para que Europa salga de la barbarie medieval y el monolítico pensamiento bíblico sobre Adán y Eva. Diodoro narra un posible origen muy diferente al mitológico o religioso. A medida que leo, más me sorprendo con esta obra.

La mejor manera de comprender el asunto es poner parte del texto, exponiendo mi opinión al respecto. El texto es traducción de la Editorial Gredos de su colección Biblioteca Clásica Gredos, una verdadera maravilla que recomiendo a aquellos interesados en el mundo antiguo.

Diodoro Sículo, Libro I, 8
“… y afirman que los hombres originados por primera vez, ocupados en una vida anárquica y de fieras iban a los pastos desordenadamente y utilizaban las plantas más agradables y los frutos espontáneos de los árboles. Hostigados por las fieras, se ayudaban unos a otros instruidos por el interés; al agruparse a causa del miedo, se reconocieron poco a poco características unos a otros. Y, aunque su voz era carente de significado y atropellada, poco a poco articularon las palabras y, estableciéndose unos con otros símbolos sobre cada cosa existente, resultó cognoscible la interpretación de todas las cosas. Al crearse tales comunidades por todo el mundo habitado, no todos tuvieron homófono el idioma, pues cada grupo ordenaba las palabras como fuere; y, por tanto, existen modalidades de idiomas de todas clases y las primeras comunidades que se formaron constituyeron los fundamentos de todos los pueblos.”

Hombres primitivos y nómadas que asemejan animales, hasta que la cooperación conforma el inicio de la civilización. Incluso Diodoro comenta una teoría sobre el origen de los diferentes idiomas con un mínimo de coherencia, sin recurrir a una génesis religiosa o mitológica. La verdad, es que me deja sorprendido. La humanidad “nace” ignorante.

“Los primeros hombres, pues, no descubierta aún ninguna cosa útil para la vida, vivían penosamente, desnudos de ropa, ajenos a la vivienda y al fuego y desconocían el alimento cultivado. Desconociendo también la recolección del alimento silvestre, no hacían ninguna provisión de frutos en caso de penuria; y, por tanto, muchos de ellos perecían durante los inviernos a causa del frío y de la escasez del alimento.”

Comenta el autor la vida prehistórica de nuestros sufridos antepasados con acierto. Nada de ayuda divina por parte de los dioses. Ni atisbo de la edad dorada adorada por numerosos filósofos. El hombre aún no sabe ni cultivar ni edificar. El fuego queda por “domesticar”.

“Pero, después de eso, instruidos poco a poco por la experiencia, se refugiaron en las cuevas en invierno y almacenaron los frutos capaces de ser guardados. Conocido el fuego y las demás cosas útiles, descubrieron paulatinamente las técnicas y los demás instrumentos de favorecer la vida común. En general, la utilidad misma fue maestra de todas las cosas para los hombres, y dirigió adecuadamente en el aprendizaje de cada cosa a un ser bien dispuesto y poseedor de manos hábiles, de razón y de agudeza de espíritu para todo.”

Diodoro narra como la humanidad gracias a la razón, la necesidad, su agudeza y el poseer manos apropiadas para la elaboración de útiles, aprendió a utilizar los diferentes elementos que ofrece la naturaleza, incluyendo el fuego. No me canso de comentar lo sorprendente de este origen de la humanidad y su posterior desarrollo hasta los primeros grados de civilización, sin intervención divina ni mitológica. Al leer la obra me esperaba que Mercurio, Minerva y Prometeo ayudasen en su origen a la humanidad… pero ni una palabra sobre ello.

¿Qué piensan al respecto, lusitores e Iniciadores del Arcana Mvndi?