domingo, 29 de enero de 2017

Calendario religioso romano: Neptunalia -23 de julio-


Antiguo festival itálico durante el cual se ruega a Neptuno por la venida de las aguas –lo que se denomina supplicatio-. También recibe el nombre de Neptuno feriae o Neptuni ludi, pues en ellos es costumbre celebrar juegos hípicos, habitualmente carreras de caballos, animal consagrado a Neptuno.

Rito contra la sequía
Este festival está vinculado a las aguas de uso agrícola, de vital importancia para la supervivencia de cualquier población o región, razón por la que se celebra en el punto álgido de la estación estival, cuando el sol parece quemar la tierra y menguar el caudal de ríos y torrentes, peligrando la cosecha para el resto del año: la sequía es el mayor mal y temor de todo campesino. Neptuno, al principio de los tiempos, antes de la influencia griega sobre la religión romana, encarnaba el principio húmedo, las aguas dulces y fertilizantes. Fue más tarde cuando se le consideró divinidad marina.

Agripa, valedor del festival
En origen era un festival privado, casi exclusivo de los patricios, pero fue M. Vipsanio Agripa, amigo y general del emperador Augusto, el que popularizó las fiestas. Tras la batalla naval de Actium, consagró una basílica y un pórtico a Neptuno (sobre el 25 a. C.) cerca del Panteón.
Tanto la basílica como el pórtico –Basilica Neptuni y Porticus Argonautarum- son lugares muy populares y frecuentados, donde destacan conjuntos escultóricos y pinturas admirables. En el caso del pórtico, se trata de un mural pictórico narrando las aventuras de los célebres Argonautas.

El festival
Las gentes, en la ribera de los ríos, cerca de fuentes, acequias o arroyos, construyen tiendas rústicas elaboradas con ramas y hojas, con la idea de protegerse del sol y el calor. Estas barracas, tiendas o chozas improvisadas y temporales reciben el nombre de umbrae. En ellas las familias comen y bailan, bebiendo tanto agua fresca como vino. Es habitual que los esclavos participen de estas fiestas y comidas.
  • Nota del autor: en algún momento del Imperio, aunque se desconoce cuándo exactamente, al festival se le añaden unos ludi ecuestres. Motivo por el que se amplía un día más.

Sacrificios
Las familias pudientes sacrifican toros a Neptuno, siendo costumbre repartir estas apreciadas viandas entre las numerosas umbrae que se hayan desperdigadas por los campos.

Obras hidráulicas
Durante estas fechas se considera propicio el comienzo o reparación de toda obra vinculada al agua, especialmente aquellas dedicadas a los campos y agricultura, como acequias e irrigación.