jueves, 2 de marzo de 2017

Calendario religioso romano: Opiconsivia -25 de agosto-

Denario acuñado por Pertinax, representando a Ops

Festividad agrícola en honor a la diosa Ops, estando muy vinculado a la Consualia –algunos autores consideran la Opiconsivia una prolongación del mismo-.

La diosa Ops
De origen sabino, adorada en Roma. Según el mito, fue Tito Tacio, en tiempos de Rómulo, el que introdujo el culto de la diosa. Personifica la abundancia de cosechas, de los bienes naturales en general. Junto a Consus, se la considera una deidad benéfica, germinadora de los cereales –vital para la supervivencia y la riqueza de todo pueblo-. Se la suele representar sentada, aunque no siempre, portando una gavilla de trigo o una cornucopia representando la abundancia. A veces, se la representa tocando la tierra con la mano. Se la identifica, a su vez, con Bona Dea o Maya.
El epíteto consivia procede de conserere, sembrar. Ops personifica el sembrado, la semilla que germina bajo la oscura tierra. Al estar vinculada a esta tierra, se la considera una deidad ctónica. Algunos autores la consideran esposa de Saturno, pero otros la hacen consorte de Consus; que a su vez, podría ser el origen del epíteto consivia, que podría traducirse grosso modo como “de Consus”.
También recibe el nombre Opis, aunque no debe confundirse con una de las ninfas que acompañan a Diana en sus partidas de caza.
La palabra ops en latín hace referencia a la abundancia, al poder, a la fuerza, al esfuerzo máximo, a la riqueza, incluso se la vincula al trabajo (en este caso, de la tierra) o a la ayuda, al auxilia. Un término polifacético.

Otro posible origen de Ops
Algunos autores consideran que Ops representaba la despensa –penus- de la Regia, el almacén de alimento de los reyes romanos. Y que, tras la expulsión de los monarcas, las vestales sustituían a las hermanas de los reyes, encargadas de los alimentos y el almacenamiento de las cosechas, fuente de riqueza primordial en aquellos tiempos primitivos y difíciles.

Varrón, sobre el festival
Este autor, en su Lengua Latina VI (21), nos explica someramente el nombre del festival y una particularidad de la vestimenta que debe llevarse: “El día de las Opeconsivas recibió la suya por la diosa Ops Consiva, cuyo santuario se halla dentro de la Regia, el cual es tan sangrado que allí, excepto las vírgenes vestales y el sacerdote público –pontifex maximus-, no entra nadie. Está escrito: «Cuando éste vaya, que lleve el velo llamado suffibulum» (éste no recibió su denominación de suffire «fumigar», sino de suffigere «fijar por debajo», porque se sujeta por debajo, como la prenda llamada subligaculum.”
El suffibulum es un velo blanco, con el borde de color, que las vestales deben llevar al hacer sacrificios. El velo se fija a la cabeza mediante una fíbula o imperdible. Bajo el velo se llevan dos cintas, una blanca y otra roja.

Nota del autor
Poco sabemos de este festival, aunque sí conocemos que estaba oficiado en la Regia –cerca del foro romano- por las vírgenes vestales, asistidas por el pontifex maximus. La Regia era, en tiempos de la monarquía romana, el hogar del rey. Tras la expulsión del último, se convirtió en morada del pontifex maximus. En su interior existen dos sacrarii, uno en honor a Ops Consiva y otro en honor a Marte.

La Opalia
El 19 de diciembre se celebran las Opalia, siendo similares a la Opiconsivia. Final del año agrícola, comenzando el “reposo” de los campos en invierno. Macrobio, en sus Saturnales, nos explica un poco este festival –aunque se trate de una obra tardía y mezcla algunos conceptos y festivales-. Posiblemente algunas de sus características sirvan para imaginar la Opiconsivia: “De todo esto se puede, pues, concluir que las Saturnales duraban una sola jornada y que se celebraban justamente el decimocuarto día antes de las calendas de enero, el único día en que, durante un banquete disoluto, se proclamaban las Saturnales, día que ahora se asigna a la Opalia, en medio de las Saturnales, aunque, primitivamente, estaba consagrado simultáneamente a Saturno y a Ops. Por otra parte, existía la creencia de que esta diosa Ops era la esposa de Saturno, y que, por está razón, durante este mes se celebraban las Saturnales y asimismo la Opalia, porque creían que Saturno y su esposa eran los descubridores tanto de las cosechas como de los frutos. Por consiguiente, los hombres, una vez recogido todo el producto de sus campos, veneran a estos dioses como si fueran los garantes de una vida más civilizada. Algunos estaban incluso convencidos de que estos dioses eran el cielo y la tierra, y de que Saturno toma su nombre de satus (generación), cuyo origen procede del cielo, y que la tierra es Ops, con cuya ayuda (ope) son procurados los alimentos necesarios a la vida humana, o bien a partir del trabajo (opere), gracias al cual nacen los frutos y sus cosechas. Sentados, formulan votos a esta diosa, y tocan la tierra aposta, mostrando así que la tierra es la madre hacia la que deben tender los mortales. Según Filocoro, Cecrope fue el primero que erigió en el Ática un altar en honor de Saturno y Ops, y que veneró a estos dioses como si fueran Júpiter y la Tierra, y dispuso que los padres de familia, una vez recolectadas las mieses y los frutos, compartieran la mesa con sus esclavos, con los cuales habían soportado las penalidades del trabajo en el cultivo de los campos; pues al dios le complacía que se honrara a los esclavos en consideración a su trabajo. He aquí por que, conforme a la costumbre extranjera, celebramos el culto en honor de este dios con la cabeza descubierta.”

Localización de la Regia



No hay comentarios: